del campo fábrica granja a la mesa
del campo                 fábrica                 granja                 a la mesa   

ACIDIFICANTES EN MONOGASTRICOS

El objetivo zootécnico es la reducción de pH de alimentos y agua como medio de realizar dicha reducción en las primeras partes del tubo digestivo. Con ello se consigue fomentar los procesos digestivos fisiológicos, desarrollo intestinal y de su microbiota, ayudando a un mayor aprovechamiento de la dieta, desde el punto de vista Sanitario y de Seguridad Alimentaria se impide la presencia intestinal de proteína sin digerir la cual es un caldo de cultivo para Clostrium y se minimiza la colonización de bacterias Gram negativas patógenas y zoonóticas como E.coli, Salmonella y Campylobacter.

COnsideraciones:

Es importante tener en cuenta que para que la digestión de las proteínas se desarrolle eficazmente hay que lograr en el estómago unas condiciones de acidez suficientes (pH comprendido entre 2 y 4), porque en condiciones de pH superior ni el pepsinógeno se transforma en pepsina ni esta enzima hidroliza las proteínas adecuadamente.

Por otra parte hay que considerar que la acidez del estómago representa una barrera natural al paso de microorganismos patógenos hacia el intestino procedentes del alimento, pero sólo es eficaz si el pH del estómago no supera valores de 4 - 4,5.

Basado en buena medida en proteínas vegetales que, junto con los minerales (fosfato, carbonato) y otros ingredientes del pienso (oxido de zinc en cerdos), hacen que éste tenga una capacidad tampón considerable, capaz de compensar el efecto acidificante del ácido clorhídrico (HCl), más dramático a menor edad del animal. La consecuencia de todo ello es una posible proliferación de bacterias patógenas (E. ColiSalmonella,Clostridium...) desde el estómago hacia el intestino y una digestión insuficientemente de la proteína de la dieta que pasa sin digerir a las partes dístales del tubo digestivo donde sirve de sustrato para la multiplicación de bacterias indeseables, con el consiguiente empeoramiento de resultados zootécnicos y la presentación de diarreas.

estrategia para una correcta acidificacion

Se trata de un aspecto fundamental. Para conseguir el máximo beneficio con la inclusión de un acidificante en el pienso hay que minimizar el empleo de ingredientes de alta capacidad tampón, lo que significa ajustar correctamente los niveles de proteína de origen vegetal y, especialmente, los niveles de minerales (calcio y fósforo) y óxido de zinc en su caso. En este sentido, la utilización de fitasas y el aporte de una parte del calcio en forma de formiato cálcico pueden ser prácticas de interés.

 

PIENSO: objetivo sería llevar el pH del pienso hasta 4,5-5 aunque sería más útil ajustar la capacidad tampón de este a 600 meq/kg en LECHONES de hasta 10 semanas para que gastricamente pudiera llegar a 3. En aves y porcios adultos no hay unos valores establecidos, pero si es obvio que elegir dietas con menor capacidad tampón hará psoible una mayor digestibilidad y salud intestinal.

AGUA: respecto al agua debemos tener en cuenta que pH excesivamente bajos son perjudiciales para las instalaciones, algunas medicaciones solubles y la cloración. Además la capacidad tampón del agua es más limitada. Para estrategias zootécnicas debe marcarse un rango entre 5,5-6,5.

NOTA: es necesario distinguir entre los aditivos ácidos encaminados a reducir el pH y los ácidos conservantes encargados de la higiene. Estos últimos pueden ser sales y por ello no faltos de efectividad, aunque no reduzcan el pH.

NORMATIVA

Nacional: Operadores Alimentación Animal
Comunitaria: Seguridad Alimentaria

NOTICIAS E INFO

Pablo Manrique Vergara

Teléfono: 690819959

@: pmanrique@miproma.es